Franklin Pezzuti Dyer


Análisis de la Película "Us"

Can't read Spanish? Here is an English translation of this post.

La película de terror “Us” se estrenó anteriormente este año, y fue escrito y dirigido por Jordan Peele, antiguo miembro del grupo cómico “Key & Peele,” y el director de la película “Get Out” y la temporada nueva de “The Twilight Zone” en CBS. Sinceramente, el argumento de la película tiene poco sentido si se lo interpreta literalmente, pero la significancia figurativa de “Us” es mucho más profunda e interesante. Usando el concepto del doppelganger, explora temas como la dualidad de la razón y los deseos primitivos del ser humano, la relación desequilibrada entre la clase alta y la clase baja, y problemas sociales y éticos. Además, es repleta de simbolismo, metáfora, “huevos de Pascua,” y menciones escondidas - de hecho, tan repleto que yo tuve que mirarla dos veces, y todavía queda claro que no he captado todo.

AVISO: En esta entrada, destriparé la película “Us.” Si no quieres ver “spoilers,” para de leer aquí. De hecho, si no has visto la película ya, no podrás entender una gran parte de los siguiente; así que debes mirarla primero de todos modos. ¡Quedas advertido!

Un tema importante de “Us” es el lado oscuro de la naturaleza humana, el aspecto primitivo y salvaje que permanece aún en los cerebros de personas “civilizadas” de hoy día. Los antagonistas (los amarrados) se comportan de manera salvaje, comunicando con gestos, gruñidos, y rugidos, y matando y torturandoles a sus homólogos sin reparo, sugeriendo que encarnan los núcleos indómitos de cada humano. Mientras que los humanos civilizados interactuan controladamente en el exterior, sus doppelgangers esconden enterrados para que la sociedad sigua funcionando, indicando que todos tenemos que suprimir nuestro índole animal para vivir en harmonía. Los conejos que aparecen por todas partes (incluso en ambas sudaderas de Zora - ‘Thỏ’ significa ‘conejo’ en vietnamita) a lo largo de la película también parecen simbolizar lo salvaje del ser humano. Quedan atrapados en jaulas a principios (en una aula, no menos, donde se debe aprender a controlarse el animal interior a través de la educación), pero a fines de la película, están sueltos como los amarrados. Imágenes salvages de todas formas aparecen a lo largo de “Us:” las pinturas y murales de la naturaleza y los animales salvajes en el laberinto de espejos, la máscara de Jason, las arañas encima de la mesa, etcétera.

Sin embargo, en vez de simplemente separar lo civilizado de lo primitivo, esta película demuestra que los dos son entrelazados y que no se los puede separar tan fácilmente. Vemos que los personajes “civilizados” también se comportan primitivamente, aunque sin gruñidos y rugidos. Gabe exhibe deseos sexuales primitivos en el “cuarto mágico”, ignorando la ansiedad de su esposa; Jason corretea por la casa llevándo su máscara de hombre lobo; en la playa, Adelaide observa el salvajismo de los playeros; Adelaide y Zora pierden los estribos matándoles a los doppelgangers de las hijas de Kitty. Semejantemente, los amarrados demuestran mucho más destreza, autocontrol, y coordinación que sus homólogos en algunos respectos. Por supuesto, la inversión máxima es el giro inesperado a fines de la película: Adelaide, quien debe haber sido salvaje e incapaz de vivir civilizadamente, se convirtió en un ciudadano indistinguible de los otros. Todo sugiere que un humano no es la suma de una parte razonable y una parte primitiva, sino que es una mezcla irreversible de los dos aspectos, al contrario del concepto del doppelganger.

“Us” no solo de trata de “us” como individuos, sino también colectivamente, como una sociedad o aún un país - se trata de los “U.S.” Si la multitud de otras pistas no lo reveló, el comentario raro de Red durante el allanamiento de morada - “somos Americanos” - develó que “Us” tiene algo que decir sobre los Estados Unidos. La motivación detrás los atentados es que los amarrados sufren para que Adelaide, su familia, y todos los ciudadanos del superficie puedan gozar de las ventajas de la vida Americana, a pesar de que no son menos merecedores ni capaces de participar en la civilización - lo sabemos porque Adelaide de abajo lo hizo exitosamente. De hecho, el masacre recuerda de un evento actual en los Estados Unidos mucho menos sangriento pero tan horroroso por algunas personas, también impulsado por el descontento de la clase baja: las elecciones de 2016.

Muchos estadounidenses dan por hecho los beneficios de vivir en los Estados Unidos, o aún creen que los merecen, sin darse cuenta de que sus estilos de vida dependen del sufrimiento de otros. “Us” se burla un poco de este actitud con menciones de la banda anarquista “Black Flag” (cuyo logo aparece en las camisetas de algunas personajes) y la canción “Fuck the Police,” subrayando la ingenuidad de criticar el estado sin reconocer sus beneficios ni conocer las consecuencias reales de anarquía. Otra mofa de la clase alta es la mención de “Hands Across America,” que pretendió beneficiarles a los desfavorecidos pero no tuvo efectos perdurables y les benefició más a los privilegiados, dándoles la tranquilidad mental de haber tradado de ayudarles a los necesitados (véase “moral licensing”).

El comentario sobre la naturaleza humana y la omnipresencia del salvajismo en nuestro comportamiento añade otra dimensión a este mensaje social. Aunque la civilización se ve típicamente como una cosa buena, “Us” sugiere que es una herramienta que se puede usar para bien o mál. Nos da seguridad y prosperidad, pero también se la puede usar como un pretexto para abandonar y rechazar los necesitados como “inferiores” o “salvajes,” sin reconocer que no han tenido la oportunidad de civilizarse, y que nosotros mismos hospedamos las mismas raices salvajes. De hecho, algunos miembros de la clase alta usan su privilegio para suprimirles a los demás y cumplir deseos primitivos (comida, sexo, poder, etcétera), en cuyo caso la “urbanidad” es mera fachada.

Sobre todo, “Us” es una película buenísima. Además de estos comentarios sociales y culturales, desborda “huevos de Pascua,” menciones, y pistas sútiles (por las cuales tuve que mirar la película dos veces). Por ejemplo, contiene muchas referencias a otras películas de terror, como “Jaws” (la camiseta de Jason), “C.H.U.D.” y “Nightmare on Elm Street” (en la estantería que rodea el televisor en la primera escena), “The Shining” (la toma aérea del coche y los doppelgangers de las hermanas gemelas), “The Birds” (el sonido del mar a principios de la película, y varios imagenes de pájaros a lo largo), y “Thriller” (la camiseta, y el atavío de los amarrados). Los nombres de varios personajes también tienen significancia: “Pluto” es el dios griego del inframundo; “Umbrae” refiere a la sombra; “Wilson”, el apellido de la familia, puede ser una mención del cuento corto “William Wilson” de Edgar Allan Poe sobre un doppelganger; y “Ophelia,” el nombre del aparato en la casa de Kitty, probablemente tiene alguna significancia de la cual todavía no me he enterado. Otra cosa interesante es el presagio del giro inesperado que no noté durante la primera vista: en el laberinto, la niña chifla una melodía y su doble la chifla al revés, pero cuando Red visita la casa de Adelaide, no la chifla al revés. Parece que cada detalle de la película fue diseñado cuidadosamente e intencionalmente, y por eso merece mirarla (dos veces, aún).

back to home page