Franklin Pezzuti Dyer


El Cuarteto de Nos

El Cuarteto de Nos es una banda uruguaya de música alternativa y rock, y es el grupo musical todavía activo más viejo de Uruguay. Sus canciones son conocidas por su humor, pero muchos de ellas abordan temas filosóficos profundos de manera tan esclarecedora como cómica, y reconocen la complejidad y dualidad de varios asuntos a través de retratar a un punto de vista respaldándolo y criticándolo a la vez. Por eso me encantan, y la meta de esta entrada es analizar la estrategia clave que usa la banda para expresar esta complejidad con las letras: el “narrador defectuoso,” o sea, un narrador con opiniones obviamente erróneas o extremas.

Muchas canciones establecen el “narrador defectuoso” usando la hipocresía deliberada y obvia. Por ejemplo, considera la canción “Roberto,” en la cual el narrador imparte una serie de consejos vagos, metafóricos, y poco relacionados: “si todo va muy bien seguro va a pasar algo malo,” “nunca lastimes a quien después no puedas matar,” “nunca duermas con quien tenga un puñal tatuado,” y demás. La hipocresía aparece en las primeras y últimas lineas, en las cuales en narrador aconseja que “no aconsejes a nadie que no te lo haya pedido” y “nunca digas a nadie lo que nunca debe hacer,” una autocontradicción clara. Pero la hipocresía del narrador no indica que estas sugerencias sean malas (claro que dormir con alguien con el tatuaje de un puñal es tentar a la suerte), sino que una lista de consejos así puede ser agobiante, y que la realidad es mucho más complejo que cualquier aforismo. El hecho de que el narrador no sigue los propios consejos (de no dar consejos) subraya el índole imperfecto de las máximas que fingen ser infalibles.

Un mensaje semejante aparece en la canción “Calma Vladimir” a través de un narrador que se frustra y se enoja suplicándole a su amigo Vladimir que sea “tranquilo,” que “mantenga la calma” y que “no pierda el tino.” De hecho, se asemeja a “Roberto” aún más por sus refranes, como “la paciencia tiene la raiz amarga pero da frutos dulces” y “uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que dice.” Esta canción intenta expresar no solo que es importante comportarse de cabeza fría, sino también que nunca es tan fácil controlar las emociones que se supone. De esta manera, plasma el dilema de la situación sin simplemente representarla unilateralmente.

Además de la hipocresía deliberada, las canciones del Cuarteto de Nos emplean otro recurso artístico para establecer el “narrador defectuoso” y captar ambos lados de un tema: la representación hiperbólica de un punto de vista. Por crear un narrador con una perspectiva exagerada y monomaníaca, demuestran el mérito de tal perspectiva y sus taras a la misma vez.

La canción “No Quiero Ser Normal” sirve como un ejemplo idóneo. Se trata de la conformidad, y el narrador proclama su propia individualidad y extrañeza denunciando “la teoría que siempre la mayoría de la gente tiene razón.” Sin embargo, el narrador le parece al oyente un contrario inmaduro y casi un elitista, debido a su celebración de sus propias rarezas como si fueran virtudes solamente por ser raras (“hice un curso de croata y mi mascota es una rata”), su rechazo obstinado de la moda debido solamente a su popularidad (“si se vuelve popular a mi me aburre y ya no me interesa”), y su incongruente y ofensivo desdén hasta los demás (“si en una isla abandonado quedo con tres retardados y entre ellos un líder votan, yo no voy a dar pelota”). Como en los otros ejemplos, el entendimiento del narrador por parte del oyente va acompañado de un reconocimiento de sus imperfecciones. El oyente ni acepta ni rechaza el inconformismo, sino aprecia y entiende los entresijos del asunto más profundamente.

Este estilo de representar temas complejos aparece en muchas otras canciones del Cuarteto de Nos. “Algo Mejor Que Hacer” critica las espectativas altas y la presión social de tener éxito, pero también critica la pereza y la aceptación de la mediocridad o el fracaso con un protagonista exageradamente pasivo y sin ambición. “Vida Ingrata” lamenta la injusticia de la vida, y a la misma vez expresa la inutilidad de quejarse de ella por ser cantado por un cascarrabias incurable. “Caminamos” se trata del activismo y la justicia social, pero la creencia idealista y ingenua del narrador en la invencibilidad de su causa hace que el oyente sospeche que existan limitaciones. “Disculpe” enfatiza lo importante que es pedir disculpas, y también lo molesto que es alguien que siempe pide disculpas por trivialidades. Cada canción expresa un punto de vista y lo socava comunicándolo con un narrador poco razonable.

Aunque estas paradojas parecen embrollar los temas filosóficos abordados en cada canción, realmente aclaran todos revelando que ningún tiene una solución directa. Realmente, esta idea - que todo es más complejo que parece y que nada tiene una resolución sencilla - es la idea central de la filosofía. El Cuarteto de Nos abraza esta dualidad, y de hecho, la canción “Lo Malo De Ser Bueno” se dedica a ella. Verbaliza este concepto alistando paradojas una tras otra y diciendo aforismos aparentemente autocontradictorios como “la verdad es que no hay una verdad” y “busco respuestas y encuentro preguntas,” que son principios fundamentales de la filosofía.

Además de tratar conceptos profundos y complejos y expresar adecuadamente la complejidad de todos, las canciones se refieren (brevemente) muchas veces a otras fuentes que enriquecen su exploración filosófica, como la mitología griega (invocan los nombres de figuras como Sísifo, Cronos, y Narciso) y algunas obras famosas de literatura o teatro (como Romeo y Julieta o El Retrato de Dorian Gray). Por último, si bien no menos importante, les ponen pimiento a sus canciones con rimas agradables y salidas agudas que les harían entretenidas aún sin contenido profundamente filosófico.

Un álbum nuevo se estrenará en el otoño de este año. Lo espero con mucha ilusión.

back to home page